6.7  EVALUACIÓN

Para la evaluación del proyecto de aula es necesario considerar lo siguiente:

La evaluación de proyectos de aula se ubica en el marco de la evaluación educativa, y más específicamente en la evaluación del aprendizaje, por tanto, comparte conceptos, metodologías e instrumentos.

La concepción de la evaluación se ha ampliado en concordancia a los nuevos enfoques de la educación contemporánea: "hoy se concibe como un juicio de valor y un enjuiciamiento sistémico del mérito de un objeto o de un fenómeno.

Los proyectos de aula deben ser evaluados permanentemente, es decir, durante la identificación del tema, la ejecución y evaluación, poniendo énfasis en el proceso y en el producto.

La evaluación del Proyecto del Aula deben caracterizarse por:

Dar amplia participación a los estudiantes para su auto y heteroevaluación individual y grupal.

Permitir evaluar los objetivos y competencias del programa curricular.

Permitir  evaluar procesos de ejecución y el producto terminal del proyecto.

Servir para ganar experiencia en la ejecución del proyectos y mejorar los puntos débiles en los proyectos futuros.

Usar adecuadamente (de manera formativa y constructiva) los resultados de la evaluación. En ningún momento servirán para reprimir, atemorizar o desaprobar, sino para estimular y mejorar el proceso educativo.

El docente debe ser el director y supervisor de la evaluación, ayudando a sus alumnos/as a valorar y tomar decisiones, proponiendo variados procedimientos e instrumentos.  

Cada proyecto tendrá diferentes aspectos para evaluarse; sin embargo, hay aspectos comunes a todos ellos: los conceptos, propósitos, metodología, instrumentos.

En un proyecto debe evaluarse:

Etapas cumplidas.

Diseño elaborado y ejecutado.

Aprendizajes y competencias logrados en los alumnos.

Desempeño del docente.

Aspectos e indicadores a evaluar