6.2 ¿POR QUÉ EL PROYECTO DE AULA?

Porque:

"Convierte el aula en taller, en gabinete o laboratorio; ampliando los escenarios de aprendizaje fuera del aula y del local escolar. Integra los diversos tipos de aprendizaje: cognitivo, afectivo y psicomotor. Favorece la apropiación de los aprendizajes por parte de los alumnos al trabajar estos con problemas reales, concretos y con hipótesis operacionales. 

Se organizan en actividades dominadas por un motivo central. Es un totalidad movilizadora que rompe los estereotipos de enseñar y aprender, como el de los contenidos establecidos en las asignaturas. Transforma el entorno social y natural que rodea a los niños y jóvenes en contenido de aprendizaje con carácter relevante, pertinente y significativo. Trasmite a los alumnos el valor del trabajo en común, les permite crecer en su autoconocimiento, afianzar los vínculos y trabajar los conflictos que cotidianamente surjan.

Reconoce en los alumnos su capacidad para organizarse en la búsqueda de fines comunes al grupo y, lograr las metas que se propuso. Orienta al grupo en el sentido de fijar su reglas, que son asumidas cono imprescindibles para la consecución del objetivo".2

Con los proyectos de aula, los alumnos y alumnas adquieren nuevos hábitos y visiones como:

Esfuerzo individual y colectivos.

Idea más objetiva se su propias capacidades.

Criterio de solidaridad, con un alto valor social.

Aprenden unos de otros.

Trabajo colectivo no solo como proceso sino como producto: cada uno aporta su

iniciativa, eficacia y responsabilidad.

Estimula la conciencia crítica, las potencialidades creadoras, el espíritu emprendedor

y de cooperación, poniendo en segundo plano el memorismo.

Fomenta la autoeducación y autodisciplina.

En general, brinda oportunidad de afrontar fracasos y victorias sobre obstáculos y limitaciones del conocimiento concreto; de desplegar ingenio,  inventiva, perseverancia, flexibilidad, adecuación y cambio de metas, búsqueda de posibilidades, disciplina fundada sobre la base de trabajo, previsión de materiales, proceso permanente de evaluación y reajustes de los sistemas de investigación y aprendizaje, de los métodos y técnica. Permite que afloren las habilidades latentes a través de las situaciones que los alumnos deben afrontar. A través de esta metodología de proyectos se descubre y redescubre aptitudes y potencialidades ignoradas tanto de alumnos como de los maestros; forma el carácter ante las dificultades que deben enfrentar y solucionar. Se sienta las bases para la resolución de nuevos y más complejos problemas que luego deberá resolver toda persona en su desenvolvimiento social.



HIDALGO, Matos Menigno, "PROYECTOS PEDAGÓGICOS", Lima 2000