3.    Determinar los criterios de evaluación.

Una vez que se han tomado las primeras decisiones respecto al objeto a evaluar y a la función que tendrá esa evaluación resulta necesario concentrarse en un componente fundamental de la tarea de evaluar: los criterios de evaluación.


El diccionario VOX define criterio como "Carácter o propiedad de una persona o cosa por el que podemos formular un juicio de valor sobre ellas".


Elola y Toranzos plantean que los criterios son "...elementos a partir de lo cuales se puede establecer la comparación respecto del objeto de evaluación o algunas de sus características." (2000, Pág.. 4) Determinar criterios de evaluación implica, de alguna manera, establecer   que característica de las situaciones evaluadas permitirá discernir cada una de ellas se incluirá o no en las clases consideradas. Veamos esto con un ejemplo. Recuérdese que en la Unidad 2 se presentaron distintos tipos de evaluación clasificadas tomando como criterio de clasificación la función que podían cumplir en la enseñanza: orientar, regular y certificar. Si  la decisión a tomar consiste en orientar acciones futuras  la evaluación es de orientación. Si la decisión refiere a acciones de mejoramiento de la situación  de los alumnos y/o de enseñanza, la evaluación es de regulación. Por ultimo, cuando la decisión consiste en establecer el éxito o el fracaso de un sistema de enseñanza, una acción determinada o un sujeto en formación, se tratará de evaluación de certificación. Cuando clasificamos la evaluación como “formativa" o sumativa”  estamos usando otro criterio.

Podemos buscar ejemplos en otros campos para  comprender mejor el concepto de criterios:

Características de las maderas.

Se clasifican de acuerdo a la

  • dureza del material,

  • el color,

  • el perfume,

  • y en ocasiones el origen geográfico.

Se pueden  establecer diferentes criterios para comparar los mismos objetos. Por ejemplo, en un museo se pueden agrupar los cuadros

  • por autor(criterio 1)

  • por  el movimiento al que pertenece o perteneció el autor (criterio 2),

  • por la temática: la vida, la guerra,  la naturaleza, el amor (criterio 3),

  • por el año o la década en que fueron pintadas (criterio 4).

Como podrá verse, la aplicación de cada uno de estos criterios dará lugar a ordenamientos diferentes de las obras pictóricas.

Lo mismo sucede en la evaluación. El  evaluador debe reflexionar sobre los criterios más pertinentes a la situación de enseñanza global y a partir de esta reflexión, establecer cuáles serán los criterios que le permitirán analizar las Situaciones y discernir si se han logrado los resultados esperados

  • ¿Cuándo se considera que un alumno aprendió"

  • ¿Cuándo se dirá que no aprendió?

  • ¿Qué aspectos del desempeño de un alumno hay que priorizar?

Se intentara reflexionar sobre estas preguntas en función  de un ejemplo. Se había presentado anteriormente la situación de un maestro del Área de Sociales del último año de la Educación Básica, que decide evaluar la comprensión de un tema de historia  a través de los resúmenes realizados por los alumnos (evaluación de certificación). Determinar criterios implica discernir que características de los resúmenes serón consideradas para establecer si se los considera exitosos o no. ¿Qué criterios podrían establecerse? Muchos y disímiles. Por ejemplo:

Resulta evidente que no todos los criterios son adecuados para todas las situaciones. En este caso hay algunos criterios más pertinentes que otros. Los criterios 1, 2, 3 y 4 parecen ajustarse a la idea de evaluar ¡a comprensión, la velocidad en la redacción del resumen. No sería un criterio válido para esta situación, pero podría serlo en otras circunstancias, por ejemplo al prepararse para una olimpiada de matemática, deberá considerarse la velocidad de respuesta. Otros criterios, por ejemplo el criterio 5 y el 6, serán válidos o no en función de los requerimientos que haya presentado el maestro.

En relación con lo anterior es necesario aclarar que al evaluar los aprendizajes de los alumnos, sería valioso y deseable que éstos puedan participar del proceso de decisión de los criterios con los cuales se juzgará su aprendizaje. De alguna manera, al permitirles reflexionar sobre qué características de los productos o acciones son valiosas, se estará también educando y enseñando a autoevaluarse. Si por alguna circunstancia los alumnos no pueden elaborar junto a sus maestros los criterios de evaluación, sí es imprescindible que se les informe qué criterios se utilizarán para juzgar sus trabajos, lecciones...

Antes de concluir, retomaremos el planteo de Elola y Toranzos que explican lo siguiente: "Este es uno de los elementos de más dificultosa construcción metodológica y a la vez más objetable en los procesos de evaluación... La mayor discusión en materia de evaluación se plantea alrededor de la legitimidad de los criterios adoptados en una determinada acción evaluativa, es decir quién y cómo se definen estos criterios."

(2000, Pág.4)  El problema de la legitimidad es importante yo que no hay principios válidos universalmente que liberen al docente de lo responsabilidad de establecer  criterios válidos.

Jiménez (1999. Pág., 19; coincide con las autoras al afirmar que  definir criterios”… y sus ponderaciones o la exclusividad de su aplicación es una de las tareas más arduas dentro del proceso de evaluación porque entran en consideración planteamientos científicos, técnicos, pro también intervienen los ideológicos, políticos, culturales incluso personales, religiosos y morales. entramos en el terreno de los valores, dicho de otro modo: determinados actos, situaciones fenómenos o acontecimientos son válidos o no, aceptados o no, alabados o recriminados dependiendo del criterio que se aplique.

Para concluir debemos mencionar que tal como lo  plantea Jiménez en !a cita anterior los criterios de evaluación pueden tener diferentes ponderaciones (grados de claridad), pueden utilizarse en forma exclusiva o en combinación  con otros criterios, como en el caso del resumen para evaluar aprendizajes del Área de Historia, y resultan centrales a la hora de evaluar la enseñanza o el aprendizaje. Estos criterios deberán acreditar legitimidad y estar en concordancia con la función y el objeto de la evaluación previamente definidos


ACTIVIDADES:


I.- Determine los criterios que subyacen a estas clasificaciones:

a) Los niños altos y bajos.

b) Las obras  de teatro renacentistas y modernas.

c) La música ecuatoriana, venezolana y colombiano.

d) Árboles de hojas perennes y caducas.

II.  María Luisa es directora de una escuela. Desea evaluar la producción artística expresiva de los alumnos de la escuela (objeto de la evaluación).

a. Realice un listado de al menos diez criterios de evaluación que podrían utilizarse para realizar este proceso.

b.   Seleccione  los cinco  criterios del   listado anterior  que  le resulten más pertinentes.   Justifique  su elección.

III.   ¿Que opinión  le merece el problema de la legitimidad de los criterios de evaluación? ¿Quiénes deberían determinarlos? ¿Las autoridades nacionales, institucionales, los maestros?  ¿Qué cuestiones deberían considerarse?