INTRODUCCIÓN AL TEMA

Muchos docentes y futuros maestros igual que Delia y Emilia, las protagonistas del relato anterior, han sentido más de una vez, la necesidad de encontrar bibliografía que presente orientaciones claras y concretas sobre como llevar adelante algunas de las complejas tareas involucradas en la enseñanza.

Estas necesidades no siempre se satisfacen a partir de la lectura de textos teóricos. La reflexión de Emilia, la "practicante", refleja lo falta de un compromiso de algunos teóricos con las opciones metodológicas  es decir con métodos que nos permitan actuar con eficacia y certeza De todas formas, tal como cree Delia, no todos los pensadores y científicos de la educación actúan de esta manera. Por el contrario, hay una basta producción que presenta indicaciones y descripciones de métodos útiles y productivos para resolver problemas de la práctica.

Se analizará brevemente el debate sobre esta perspectiva teórico-metodológica. En ocasiones, los técnicos y teóricos de determinados ámbitos de la educación han cometido excesos en las prescripciones. Estos teóricos se incluyen dentro de lo que se ha denominado la modalidad técnica o tecnocrática, que basaba sus indicaciones en una idea de la enseñanza relativamente simplista  Se creía que el estudio detallado de los elementos que componen el hecho educativo permitía establecer un método único y universal para enseñar exitosamente. Este método era elaborado por técnicos que muchas veces se encontraban lejos de las aulas. Los métodos incluían secuencias detalladas de intercambios verbales, actividades de motivación, desarrollo y cierre con un fuerte énfasis en la planificación de la enseñanza. Una característica básica era la negación del poder de decisión de los docentes y en consecuencia, los maestros debían aplicar lo que los técnicos establecían.

Pero, este ordenamiento guiado por los técnicos, no logró resolver los complejos problemas de la práctica. Se planificaba en detalle y algunos alumnos no aprendían. Se seguían secuencias probadas por los teóricos y algunos alumnos no aprendían. Se aplicaban materiales elaborados por los científicos y los alumnos tampoco aprendían todo lo que el docente se proponía. El maestro intentaba cumplir al pie de letra todo lo que le indicaban, pero no lograba un buen nivel de aprendizaje en todos sus alumnos.

Frente a esta situación los teóricos denominados "críticos" comenzaron a cuestionar la idea de práctica educativa sostenida por partidarios de la modalidad técnica y elaboraron análisis interesantes  respecto al poder de los técnicos  para resolver todos los problemas de la  práctica. Desestimaron la  capacidad  de anticipación absoluta  de la planificación  y propiciaron una  toma de conciencia del poder de decisión y responsabilidad de! maestro Esto corriente logró derrumbar muchas de las opciones metodológicos existentes hasta ese momento.

Actualmente reconocemos que un método nunca resolverá todas las situaciones y contingencias que se le presentan a un docente, pero defendemos con intensidad la necesidad de establecer modos, técnica y éticamente adecuados para actuar en la realidad de las escuelas y sus aulas. Se sostiene que siempre que se trabaja con un método se pueden predecir algunas situaciones y resolverlas correctamente. Sin embargo debe quedar claro que no se parte de una concepción de docente acrítico, irreflexivo y pasivo que solo aplique las "órdenes" del método. Por e! contrario, el mismo método exige que el enseñante analice la particular situación y tome decisiones fundamentadas sobre cada una de las fases involucradas. Cabe destacar que se parte de una concepción de evaluación como una tarea "artística" y no técnica y neutral. Es decir, nunca podrá resolver adecuadamente sus necesidades como docente recurriendo a la  aplicación de pautas metodológicas.

En esa línea se inscribe el presente trabajo. Se propondrán pautas de acción ordenadas y suficientemente probadas para que usted las analice y las implemente de acuerdo con sus necesidades. Se intenta además proponerle una reflexión sobre las decisiones que usted deberá tomar antes, durante y después de realizar un proceso de evaluación. Vale la pena recordar que esta unidad constituye el corazón de esta propuesta educativa sobre el tema de evaluación, ya que se comenzó trabajando con usted una introducción al concepto de evaluación (Unidad 1). Luego, en la Unidad 2, se le presentaron los tipos posibles de evaluación en relación con la finalidad. En esta Unidad, tal como le comentamos anteriormente le propondremos un estudio detallado del proceso de evaluación, A continuación, se ampliarán tres aspectos del proceso que le resultarán sumamente útiles En la  unidad 4, se analizarán los procesos de evaluación que se realizan en las aulas de la Educación Básica y en la Unidad Siguiente encontrara un repertorio amplio sobre los instrumentos de evaluación disponibles. Por último, se estudiará el proceso de calificación que implica un aspecto importante de la evaluación desde la perspectiva técnica y social.


Unidades