INICIO

OBSERVACIÓN

Su uso es habitual en la escuela para evaluar informalmente las conductas, actitudes, habilidades. La observación directa es una manera de focalizar la mirada de manera descriptiva de lo que sucede en un tiempo determinado, por ejemplo: en una situación de enseñanza, en un trabajo grupal, en un momento de juego o de intercambio entre pares, con otros adultos... Los indicadores se establecen previamente y serán los que orientan la observación del docente. Los datos que aporta la aplicación de esta técnica pueden documentarse mediante la utilización de diferentes instrumentos que serán objeto de estudio en la unidad 5. Los docentes pueden observar situaciones formales o informales.

Ejemplo

Los alumnos están en el recreo. El docente los observa mientras juegan en una etapa de diagnóstico y logra advertir que:

Los niños y las niñas tienen juegos diferentes.

Los niños y las niñas comparten solamente juegos de destreza corporal como las carreras.

Algunos niños no se integran en los grupos.

En el grupo de las niñas, la elección del juego es a menudo objeto de peleas y conflictos.

En el grupo de los niños, prefieren jugar a la pelota antes que a otros juegos, con la cual la elección no es tema de peleas entre ellos.

Hasta aquí se han presentado algunas propuestas que le permiten al docente evaluar los aprendizajes de sus alumnos a partir de los documentos que existen en el aula. De hecho, pueden evaluarse otros aspectos de los alumnos en relación con su grupo de pares como: los vínculos que se establecen, las alianzas, la distribución del poder, los liderazgos, etcétera Todos estos factores forman parte de la vida grupal y pueden evaluarse mediante el uso de técnicas e instrumentos específicos que se verán a continuación