Usos y costumbres

Ritual de curación

En la vida de la sociedad se practican formas colectivas de conducta de distinto género. Se trata de usos, que se cumplen como ritualidades o comportamientos en los que el grupo que los practica trata de identificarse. Ello ocurre, por ejemplo, con las modas, especialmente entre la población juvenil, que generalizan una conducta colectiva más o menos temporal. También ocurre lo mismo con la música o el baile. De manera que los usos se constituyen, además, en formas de relación humana del grupo que los sigue.

Ahora bien, cuando tales usos son considerados una obligación de comportamiento para un grupo social, hablamos de costumbres. Estas tienen, por consiguiente, un sentido de normatividad y validez moral, de manera que tienen que ser observadas para que el grupo que las mantiene se sienta cohesionado y perpetuado en tales costumbres. Entre las costumbres, por ejemplo, tienen enorme importancia las que se refieren al trato social, como la urbanidad, el respeto y decoro, la gentileza, las exigencias sobre el vestuario para determinadas ocasiones, las formas del saludo, etc. Suelen tener mucha fuerza las costumbres religiosas. Pero también las hay en campos tan aparentemente "distantes" como en la política y hasta en la economía. Las costumbres sobre el uso y manejo de los recursos naturales, como las técnicas agrícolas ancestrales, constituyen ejemplos de una relación armónica con el entorno natural aceptada por un grupo humano. (EA)

Además, el grupo que mantiene un tipo de costumbres genera sanciones sociales y morales para quienes, queriendo pertenecer y conservarse en tal grupo humano, no las observan. Por lo regular se admiten, por tanto, costumbres distintas para grupos humanos diferentes. Sin embargo, también puede existir intolerancia de un grupo con respecto a las costumbres de otro. Y podrían ser tan graves las incomprensiones sobre las costumbres entre pueblos que se originen entre ellos conflictos de larga duración, o que estallen bajo diversas formas de enfrentamiento.

¿Por qué muchas costumbres de las comunidades nativas o de determinados grupos sociales son mal vistas? ¿Considera que existen formas  de racismo o discriminación en su localidad? Discuta y enriquezca la  reflexión en grupo (INT).       

Las costumbres pueden también contener una gran dosis de "conservadorismo" y, por tanto, impedir el avance y la modernización de la sociedad. Es difícil, en estos casos, desarraigar las costumbres, pues el grupo se resiste. En otros casos, las costumbres, aún aquellas que permanecieron largo tiempo arraigadas en una sociedad, van desapareciendo por causa del avance modemizador y el progreso en los niveles de desarrollo.

Las costumbres tienen fuerza en una sociedad y duran en el tiempo. Históricamente suelen ser el resultado de la imposición o práctica de un grupo dominante. Por todo ello, las costumbres son parecidas a las leyes, pero no son leyes. Para los sectores conservadores las costumbres fuertemente arraigadas forman parte de la identidad de una sociedad y por ello consideran que sobre su base debieran establecerse las leyes. A su vez, los sistemas jurídicos que no responden a las costumbres, sufren desajustes o se incumplen. Por eso, entre las sociedades, la costumbre es considerada una fuente del derecho y de las leyes, al menos en ciertos ámbitos. Los usos y costumbres laborales, por ejemplo, son considerados en el Ecuador como fuente complementaria del Derecho del Trabajo. Pero no lo son en el Derecho Penal.

A pesar de la fuerza que mantienen las costumbres, de la cohesión que brindan a un grupo y de la identidad que establecen para una sociedad, es preciso entenderlas, conocer su origen y valorar sus consecuencias. A veces resulta muy "fácil" a una colectividad justificar sus actos con la apelación a sus costumbres. Pero éste no es un argumento válido cuando la costumbre se ha convertido en manifestación conservadora o cuando atenta al progreso cultural y humano de la misma humanidad.

Así por ejemplo, no es argumento admisible que "por costumbre" un pueblo castigue a los delincuentes con penas infamantes, crueles y dolorosas, cuando la humanidad ha avanzado a la valoración de la integridad personal y de la vida del ser humano como derechos irrenunciable y garantías esenciales. (INT)

Tampoco es admisible que se depositen las basuras en quebradas o sitios públicos porque la costumbre fue depositarla en terrenos baldíos o campo abiertos para que se descompongan en el ambiente; el crecimiento urbano y el aumento de productos no biodegradables o sintéticos no permiten reproducir estas costumbres. (EA)

Las costumbres merecen estudio y valoración.  Deben ser aquilatadas en su justa dimensión.  Algunas hasta merecen el “rescate” de la colectividad, cuando sus manifestaciones se han ido perdiendo y se las considera dignas de recreación para el medio. Pero otras deben ser descartadas y finalmente superadas, especialmente cuando atentan contra la vida, la cultura o la dignidad de toda persona, de un grupo o de un pueblo.

¿Podría elaborar una lista de costumbres positivas que deberían rescatarse en nuestra sociedad? (INT). Hágalo en su cuaderno de notas.