Los oleoductos y los gasoductos

Se llama oleoducto a una conducción destinada al transporte de líquidos y, son utilizados sobre todo, para el transporte del petróleo en bruto.

Los gasoductos se emplean para el transporte del gas natural o para los gases preparados a partir del carbón. Gracias a estas conducciones, el transporte resulta a buen precio, pues los organismos móviles se limitan a los dispositivos de bombeo o a los descompresores de gas, además, el personal que se necesita para el funcionamiento, de instalaciones es numeroso.

A pesar de sus ventajas, la circulación por oleoducto y gasoducto presenta algunos problemas técnicos en su construcción sobre todo al atravesar extensiones de agua, por otro lado uno de los más grandes inconvenientes es que no se pue­de almacenar el producto.

Los oleoductos se emplean en los países subdesarrollados productores de petróleo y en los desarrollados. En el último caso sirve para el transporte a grandes distancias; así mismo son utilizados para provisionar a las refinerías a partir de un puerto, en menor escala se usan para el transporte de los refinados del petróleo.