Vías y medios de transporte  

Todo espacio estudiado se identifica con el grado de desarrollo que ha logrado. Uno de los elementos que se consideran en este desarrollo es el transporte. Analice el siguiente texto y luego aplique a la realidad cantonal en la que vive, en el lugar donde trabaja. Aplique este conocimiento para aprovechar de los alumnos la sensibilidad por mantener o mejorar las condiciones de vida que poseen, con el aporte de ideas, actividades y mas elementos con los cuales una persona apoya al desarrollo de su medio.  

Los medios de transporte

Los modos de transporte primitivos

Entendemos por medios primitivos los que no son mecánicos. Utilizan pues la fuerza humana, la animal, los cursos de agua o la fuerza del viento. La fuerza humana y animal es empleada de tres maneras: el transporte a lomo de animal, o a hombro del hombre, el arrastre y el rodaje, la fuerza del viento es usada muy ocasionalmente.

El tráfico humano a pie

No precisa ninguna obra de ingeniería, ni de un sendero: el hombre puede seguir una pista o abrirse paso. Sin embargo, es preciso encontrar los implementos necesarios según las condiciones físicas.

Pese al bajo precio de la mano de obra en los países donde subsiste, esta modalidad de transporte es extremadamente oneroso, de allí que se prefiere el uso de la línea férrea, el vehículo o el avión.

El transporte a hombros es practicado únicamente en dos regiones: África ecuatorial y el sur de China, exclusivamente para cortas distancias.

Los ferrocarriles

Orígenes y desarrollo de la red:

El ferrocarril apareció en una época en que los canales y las carreteras eran objeto de un importe de tráfico, debido a la naciente industria y el comercio; su invención pues, responde a una serie de nuevas exigencias.

En un principio se empleó el carril con unos cuantos vagones, así: el carril sirvió para descender los vagones de las minas al río, los vagones en lugares planos fueron arrastrados por los caballos hasta que se aplicó la máquina de vapor a un vehículo ferroviario, cumpliéndose de este modo una expectativa que no se tuvo en un inicio, la competencia a la carretera en cuanto a la velocidad.

Las facilidades que prestaba el nuevo servicio permitieron consolidar el número de usuarios, lo que originó la creación de redes ferroviarias con el auspicio de la burguesía y el Estado, así para 1838 existían en Francia tantas compañías como líneas férreas.

En la segunda fase del ferrocarril, las compañías poderosas integraron su capital, con el fin de convertir a los ferrocarriles en medios de transporte a gran distancia. Esta fase hizo su aparición en los países más industrializados de Europa (1843), en Estados Unidos la construcción de esta red empezó en 1865. En algunos países subdesarrollados todavía se están construyendo líneas férreas.

El ferrocarril inició la revolución de los transportes en el siglo pasado. Su rápido desarrollo estuvo unido a los progresos de la Revolución Industrial que él mismo impulsó, a las inversiones de la burguesía financiera y a la explotación de nuevos espacios geográficos.

El ferrocarril desplaza grandes cargas a alta velocidad, pero existe una infraestructura muy costosa al tener que superar los desniveles mediante pendientes muy suaves y con amplios radios de curvatura. Necesita una compleja organización técnica, numerosos empleados y por escasa rentabilidad económica, en ocasiones, el Estado se encargará de su construcción, mantenimiento y explotación. A lo largo de este siglo, el ferrocarril ha visto disminuida su importancia como resultado de la competencia del avión y el transporte por carretera. El desarrollo de los trenes de alta velocidad permite augurar un futuro prometedor, al ofrecer al viajero comodidad, velocidad y variedad de servicios muy competitivos.

Sin embargo, es preciso renovar la red y suprimir o reestructurar las líneas menos rentables.

La línea férrea es un instrumento de gran rendimiento, pues precisa de la creación de una costosa infraestructura si se quiere una explotación racional. El mantenimiento del ferrocarril es mucho más oneroso en las curvas muy cerradas o las pendientes pronunciadas. El trazado que ofrece más ventajas, no siempre es el que sirva al mayor número de puntos habitados, pues a lo largo de la historia se puede mencionar que las rutas de un ferrocarril pueden ser impuestas por la política local o por las condiciones naturales.

El tráfico suscitado por los ferrocarriles, tuvo su término cuando aparecieron los transportes automovilísticos, salvo por el tráfico industrial y el transporte de vino.

Las condiciones del funcionamiento actual

El mantenimiento de una red de ferrocarriles es siempre costosa, tanto porque las instalaciones tienden a deteriorarse como por la numerosa cantidad de empleados. Sin embargo, es justificado tal costo pues los viajeros disfrutan de comodidad, rapidez, y regularidad en los horarios. Por lo que respecta a las mercancías el tren brinda algunos servicios tales como los transportes mediante cajas y la de vagones a domicilio.

El déficit de las compañías ferroviarias es cosa frecuente, a menudo el Estado se hace cargo, nacionalizando las redes, si estas pertenecen a compañías privadas. En este sector de transportación, lo que siempre se ha intentado es establecer tarifas que les permitan competir con los otros medios de locomoción y reducir los costos de explotación de la red.

Con el tiempo, la tracción a vapor retrocedió ante la tracción a diesel y a la tracción eléctrica, de las que se obtienen mejores rendimientos, mas los adelantos tecnológicos en cuanto a medios de transporte se refiere desplazó el uso de los trenes a un segundo plano.

En la actualidad la competencia de las carreteras continúa, pero el enorme tráfico que existe en ellas y el monto de construcción de las autopistas, son las que devuelven en parte a la línea férrea la importancia que había perdido. Como es lógico, el lugar en que se ubica este transporte depende estrictamente de los sectores, los sistemas económicos y los Estados.