Levantamiento del mapa bioclimático en el Ecuador

¿Qué es una clasificación bioclimática?

El objeto de una clasificación climática, es caracterizar a una región en función de los elementos meteorológicos tales como la temperatura y precipitación, los cuales son esenciales para la determinación de los paisajes sobre la superficie de la tierra. En general, dentro de una clasificación física del clima, se da gran importancia a las medias anuales de temperatura y precipitación.  Si nosotros comparamos las estaciones meteorológicas Playas y Machala, cuyas medidas anuales de temperatura y precipitación son muy similares: 24.2-C, 24.7-C y 391 y 398 mm. respectivamente, tenemos que concluir que pertenece a una misma región climática. En efecto, de acuerdo a la clasificación bioclimática que se propone, corresponde a la Región Sub-desértica Tropical.

Sin embargo, si nosotros examinamos los Diagramas Ombrotérmicos de estas estaciones, se ve claramente las diferencias en la marcha de la temperatura y la precipitación en el curso del año.

Playas tiene X=8 meses ecológicamente secos, y n=174 días fisiológicamente secos, mientras Máchala tiene X=9 y n=138. Estas diferencias permiten explicar, las variaciones en los tipos de vegetación que uno puede encontrar dentro de una misma región climática o por el contrario, encontrar similitudes en cuanto a duración e intensidad de la sequía en dos regiones climáticas distintas, como ocurre cuando se compara Playas y Guayaquil.

Aunque la vida animal está menos limitada por la temperatura y la precipitación, la vegetación en cambio es un fiel reflejo de estos factores meteorológicos y puesto que las plantas son la base esencial sobre las cuales descansa o depende la vida animal, podemos definir como bioclima "al clima en función de la vida".

En resumen se propone una clasificación física del clima ( promedios anuales de temperatura y precipitación), y una clasificación biológica basada (en el ritmo de la temperatura y la precipitación durante el curso del año).

Esta clasificación bioclimática toma además en cuenta, la posición de los climas con respecto a la latitud, con la esperanza de establecer analogías bioclimáticas con los países del resto del mundo, que pudiera servir como un instrumento de trabajo, para la introducción de especies exóticas de valor comercial.

Como se dijo anteriormente, cuando se comenzó a recopilar información básica para la confección de este mapa, fue posible obtener datos de un total de 126 estaciones meteorológicas. En varias de estas, el número de observaciones promedio de los registros disponibles, era menor de 10 años. Sin embargo, de estar conscientes de estas limitaciones, el presente estudio " se ha llevado a cabo gracias a la información proporcionada por el INAMHI", el cual no pretende ser definitivo, puesto que a medida que se amplíe en el país la red de estaciones meteorológicas y se integren y se alarguen en el sentido del tiempo las series climatológicas, contaremos con una información mucho más completa, lo que nos permitirá corregir o confirmar la propuesta clasificación bioclimática del Ecuador.

Cabe mencionar "que el Mapa Bioclimático del país", sirvió como un instrumento de trabajo para el levantamiento del Mapa Ecológico del Ecuador, de acuerdo a la clasificación de Holdridge, el cual a más de la información climática, utiliza otras técnicas desarrolladas por dicho científico, cuyos puntos más significativos de estas observaciones, forman la parte segunda del texto de esta memoria.

A continuación se detallan los pasos que se siguieron para el levantamiento del Mapa Bioclimático del Ecuador.

Por sobreposición del mapa de isotermas en función altitudinal, se pudo obtener el mapa Bioclimático. Se puede notar en el mapa, que las líneas negras que separan una región climática de otra, son de dos clases: continuas y discontinuas. Las líneas continuas indican cambio de un piso altitudinal a otro y en la medida de lo posible corresponden a isotermas en función altitudinal, tomando en cuenta la gradiente térmica que opera para la vertiente Oriental y Occidental del país.

Las líneas discontinuas (rayadas) marcan los cambios de la precipitación de una región a otra y corresponden a isoyetas.