Puntos cardinales.

Los puntos cardinales del horizonte son cuatro; este, oeste, norte y sur.

El lugar por donde aparece el sol se llama este, oriente o levante. Con E mayúscula se abrevia la palabra este.

El punto por donde se ve ocultar el sol se llama oeste. Con O mayúscula se abrevia la palabra oeste.

El sitio donde está la estrella polar es el norte. Con N mayúscula se abrevia la palabra norte.

El punto opuesto al norte es el sur. Se abrevia con S mayúscula la palabra sur.

Si la Tierra fuera una esfera inmóvil no podríamos determinar los puntos principales que hacen posible orientamos. El norte y el sur existen porque son los extremos del eje en tomo al cual gira la Tierra. Al rotar la Tierra se mueve de oeste a este.

Los puntos colaterales

A más de los cardinales hay otros puntos. Estos se llaman colaterales. Reciben el nombre de colaterales por hallarse entre los cardinales. Puntos colaterales son, por ejemplo:

Noreste: (N.E.) queda entre el norte y el este.

Noroeste; (N.O.) queda entre el norte y el oeste.

Sureste: (S.E.) queda entre el sur y el este; y

Suroeste: (S.O.) queda entre el sur y el oeste.

Los puntos intermedios, se encuentran entre cada dos de los puntos anteriormente señalados son dieciséis. La rosa náutica está formada, pues, por 16 líneas rectas, que se cortan entre sí, y cuyos 32 extremos señalan los rumbos o vientos.

En las rosas náuticas el oeste aparece indicado por la letra W debido a una convención internacional.

Para orientarse en el espacio durante el día se recomienda hacer el siguiente ejercicio:

1. Extienda su brazo derecho y muestre el lugar por donde sale el sol. Esa dirección se llama Oriente, este o levante.

2. Coloque el brazo izquierdo al lado contrario. Este punto es el occidente, oeste o poniente.

3. Ponga la mirada al frente. Ese lado es el norte, septentrión o polo boreal.

4. Su espalda está hacia el sur, meridión o polo austral.