Unidad I (10/12)


Ayudar al niño a tomar conciencia de las posiciones de los objetos en el espacio.

Siguiendo el gráfico que se coloca a continuación, en las posiciones relativas de los objetos en el espacio se pueden distinguir cuatro categorías:

La interioridad: el objeto B está dentro del objeto A. Tenemos entonces las nociones de "en", "en el interior", "dentro de".

 

La exterioridad: el objeto B está fuera del objeto A. Tenemos las nociones de "fuera de", "afuera".

La sección: el objeto B corta o atraviesa el objeto A. Tenemos entonces las nociones de "cortar", "atravesar", "a través de".

La contigüidad: el objeto B está en contacto con el objeto A. Tenemos las nociones de "tocar", "junto a", "al lado de".

Estas categorías también se observan en las direcciones, en el sentido de la descentración; en esta ocasión se trata de la posición o del movimiento de un objeto

con relación a un punto de referencia que puede ser el mismo niño o un objeto; la descentración consistirá en ayudar al niño a distinguir la posición y el movimiento de los objetos exteriores, ya no con relación a sí mismo, sino con los demás objetos.

En el sentido de la extensión: hemos visto que el niño vive, percibe y, luego, concibe el espacio para finalmente aprehender espacios más vastos con sus límites, fronteras y centros, de manera que podrá penetrar en el espacio geográfico.