CONSIDERACIONES GENERALES.

INICIO

PRESENTACIÓN

PARA REFLEXIONAR

NUESTRA HISTORIA

"Sabemos lo que la vieja historia tradicional, que se nos enseñó a nosotros, tiene de malo, y la hemos sometido a una crítica despiadada y convincente. Pero no resulta tan fácil decidir cómo ha de ser la "nueva", que ocupe su lugar... Construir esta "nueva" historia es algo que no se logrará como resultado inmediato de una conversión, moral o tecnológica, a nuevas y más progresivas concepciones, sino que exigirá un largo trabajo colectivo de elaboración, tanteo, rectificación y enriquecimiento. La tarea es dura, pero merece la pena hacerla. Porque solo así se podrá conseguir que la enseñanza de la historia se convierta en instrumento de reflexión crítica que ayude al estudiante a comprender mejor la sociedad en que vive.

FONTANA JOSEP, "Para una renovación en la enseñanza de la historia ". Didáctica de las Ciencias Sociales; AISENBERG Beatriz y ALDEROQUI Silvia.

 

NO ME LLENEN LA CABEZA.

  • No quiero que me hagan esto. No quiero que me abomben con fechas de batallas y de nombres de héroes. No soy un envase. Paren un poco. Yo necesito tiempo.

  • No me llenen la cabeza con chorros de datos insípidos, lavados, sin nada sólido que, así como me entran se van.

  • Quiero descubrir por mí mismo. Experimentar, comparar, pensar. Porque solo así confío y reconozco mi propia fuerza.

  • No quiero escupir como un loro cosas que no entiendo o no me interesan.

  • Déjenme preguntar, dudar, sentir y disentir. Déjenme encontrar mis propias verdades, elegir, proponer.

  • Basta. No quiero que me rieguen. Soy mucho más que una planta.

GOLBERG MIRTA; Ilustración de los cuadernos Dussins presso. París