LOS ESTUDIOS SOCILES EN LA REFORMA CURRICULAR.

INICIO

DISEÑO INSTRUCIONAL DEL MODULO.

OBJETIVOS Y DESTREZAS EN LOS ESTUDIOS SOCIALES

Considerando al alumno como centro del proceso de aprendizaje-enseñanza, los objetivos expresan las capacidades que el estudiante poseerá cuando concluya la educación básica, además conducen a la formación humanística y científica, de actitudes, criterios y expresión creativa.

Con esta fundamentación se plantean los objetivos siguientes:

bullet

Analizar y valorar los elementos naturales y humanos que integran el Ecuador como país, en el marco del reconocimiento de una nación diversa.

bullet

Identificar sus raíces históricas y valorar las manifestaciones, saberes y conocimientos de las diversas culturas que forman parte del Ecuador.

bullet

Valorar la diversidad geográfica del país, ser respetuosos, vigilantes y responsables de la gestión, protección y cuidado de los recursos naturales, patrimonio de los ecuatorianos.

bullet

Fortalecer la autoestima y la identidad personal, familiar y nacional.

bullet

Analizar críticamente la realidad socio-económica y cultural del Ecuador en el contexto de América Latina y el mundo.

bullet

Distinguir relaciones de causa-efecto en los diferentes fenómenos naturales y sociales.

bullet

Practicar sus derechos y deberes como integrantes de una sociedad democrática.

bullet

Comunicar por medio de diversas expresiones, la comprensión alcanzada sobre los fenómenos sociales.

En base a estos objetivos se conseguirá desarrollar las destrezas, en el siguiente contexto:

  • De ubicación espacial: a través de la orientación, observación y comprensión del espacio, su representación y la descripción del paisaje.

  • La ubicación temporal, a través del ordenamiento cronológico de hechos y fenómenos tanto naturales como sociales, las causas y consecuencias de estos fenómenos.

  • La interrelación social, a través de la práctica de valores y actitudes, la cooperación y desarrollo de hábitos de estudio y trabajo; la participación permanente en la conservación y mejoramiento del entorno natural y social, a partir de la relación intercultural, expresando ideas propias y respetando las de los demás.

  • La asimilación de la información, a través de la lectura continua, interpretación y sistematización conseguida a través de la investigación y el discernimiento crítico de la información y la incorporación de conocimientos significativos.

  • Aplicación creativa de conocimientos e informaciones, a través de la producción de ideas y cosas nuevas, desarrollo de la imaginación y la memoria y expresión original de los fenómenos naturales y sociales.

Desde el punto de vista metodológico de la enseñanza de los Estudios Sociales, se considerará lo siguiente:

  • Utilizar el entorno, como iniciación en: aprovechar y potenciar la capacidad innata de percepción espacial de todo ser humano; enseñar a ver, describir e interpretar el entorno; trascendentalizar impresiones y vivencias de los hechos cotidianos; iniciar la investigación, como fase previa de otros procedimientos.

  • Utilizar la información como requisito necesario para el conocimiento con una adecuada selección de ella.

  • Abstracción y conceptualización como finalidad, tras posibilitar la reflexión y lograr captación selectiva de la complejidad del medio; definir nociones espaciales e identificar las formas de medición de las mismas.

    De igual forma, en el uso de la reflexión para el desarrollo de una conciencia histórica y cívica certera, que pueda proveer de un criterio seguro para la acción ante el mundo del futuro, sabrá descubrir que el ser humano puede ser destruido, y evitará así su peligro; sabrá descubrir las empresas que las generaciones pasadas emprendieron y que es deber suyo proseguir; sabrá que en cada época como cada ser humano, debe hacer la historia y dejarla hacer.

    Ponerles a los estudiantes en contacto con historias que les permitan desarrollar su capacidad de juzgar por sí mismos y de reconocerse como parte de una historia que comenzó hace muchos años y en la que tendrán su lugar para preservarla y mejorarla, esto es valorar las posibilidades formativas y éticas que tiene la historia en su enseñanza, es decir contribuir a la formación de su conciencia histórica, en espera que la historia lo escriban ellos.